Mujeres Hoy

Maneras de suavizar y aliviar las callosidades

por el Jul.08, 2009, bajo Belleza

[ad#superior-grande]

Los callos son unas pequeñas y feas hinchazones que se forman debido a la acumulación de desechos de células de piel muertas y descartadas como resultado de la fricción e irritación entre los pies y los zapatos o incluso entre huesos adyacentes de un pie.

Existen dos tipos de callos: los duros y los blandos. Los callos blandos se forman entre los dedos de los pies y se conservan suave gracias a la transpiración de los pies.

Para reducir la molestias ocasionadas por los callos siga estas sugerencias:

  • No recurra a los instrumentos cortantes. Evite el uso de cuchillas de afeitar, tijeras u otro instrumento afilado sobre los callos duros y blandos ya que esto puede conllevar accidentes o infecciones.
  • Tenga cuidado con los cojincillos medicinales. Si utiliza parches, emplastos o productos con ácido salicílico que se venden sin fórmula médica tenga cuidado de aplicarlos sólo en la zona que presenta problemas y no en la piel que se encuentra alrededor. Si está tratando un callo suave con el propósito de proteger la piel adyacente, primero ponga un cojincillo sin medicamento en forma de rosquilla alrededor del callo. Nunca emplee en producto de esa clase más de dos veces a la semana, y consulte a su médico si después de dos semanas no hay signo de mejoría.
  • Disfrute un buen remojón. El dolor en un callo suave puede deberse a una bursa, un saco lleno de líquido que se inflama y agranda el sitio entre el hueso y el callo blando. Para lograr un alivio temporal del dolor, remoje sus pies en una solución de sal de Epson y agua caliente, con esto disminuirá el tamaño del saco y se aliviará algo de la presión aplicada sobre los nervios sensoriales cercanos, pero tenga la precaución de cambiar el calzado que le produce la molestia, de lo contrario el saco volverá a inflamarse.
  • Prepare una infusión. Si tiene mucho tejido calloso es recomendable que remoje sus pies en una infusión diluida de manzanilla, que ayudará a aliviar y suavizar la piel endurecida. Esta infusión puede manchar sus pies por lo que es recomendable lavarlos después con agua y jabón.
  • Sea áspero. Antes de tratar un callo remoje el pie en agua lo más caliente que resista sin quemarse durante varios minutos, luego utilice una lima para callos o piedra pómez para abrasar ligeramente la zona y eliminar las capas superiores de piel, finalmente aplique crema de manos para suavizar. Si tiene muchos callos y le duelen, haga este ritual parte de su rutina diaria después de la ducha.
  • Utilice aspirinas. Una manera de suavizar los callos es machacar de 5 a 6 aspirinas hasta pulverizarlas, mezclelas con media cucharadita de agua y media cucharadita de jugo de limón hasta formar una pasta. Aplique la mezcla en los puntos de piel endurecida, meta el pie en una bolsa plástica y envuelva con una toalla caliente. La combinación del plástico y la toalla caliente harán que la pasta penetre la piel endurecida. Deje reposar  al menos 10 minutos. Luego desenvuelva el pie y talle la zona con una piedra pómez. Toda la piel muerta, dura, que forma el callo, deberá aflojarse y descamarse con facilidad.
:, , ,

1 Comment for this entry

  • Bonny

    Me parece super el consejo de las aspirinas para los callos es super facil y efectivo… GRACIAS BONNY/VZLA

4 Trackbacks / Pingbacks for this entry

Leave a Reply

Buscas algo?

Usa la casilla de abajo para buscar en mi sitio:

Todavía no encuentras lo que buscas? Deja un comentario o contactame a través del formulario de contacto.!

Blogroll

Mis websites recomendados...